Una grúa de arrastre es la opción más conveniente para ayudar a remolcar vehículos ligeros, esto gracias a su rapidez y operación sencilla. Son equipos que funcionan de forma hidráulica y se pueden montar sobre camiones o camionetas con distintas capacidades.

Las grúas de arrastre son equipos compactos que poseen una excelente movilidad por su poca distancia de largo. Abundan en todo tipo de poblaciones, ya que incluso se les pueden adaptar plumas de rescate que van desde las cuatro hasta las diez toneladas, diseñadas para voltear e incorporar autos siniestrados.

Dicho tipo de grúas se distinguen por sujetar de un solo eje al vehículo accidentado, apoyándose en las dos llantas del eje sobrante para dar estabilidad y permitir el arrastre. En Grúas Meillon estamos a tus órdenes para cuando necesites trasladar tu unidad, ten a la mano nuestros números telefónicos.