Darle servicio de mantenimiento preventivo a un automóvil es siempre lo más recomendable, sin embargo, esto no nos libra de sufrir en cualquier instante alguna falla mecánica que nos impida el seguir conduciendo la unidad adecuadamente.

Justo para ese tipo de situaciones es que existe el servicio de auxilio vial, el cual es de una gran ayuda para cuando te enfrentes a una llanta ponchada, batería descargada o hasta quedarte sin gasolina en medio de la nada. Si bien son tareas poco difíciles de resolver, cuando no tienes la herramienta y/o materiales necesarios, vienen las complicaciones.

Así que la próxima vez que tu auto no arranque porque se quedó sin corriente o combustible llámanos, en Grúas Meillon somos expertos en ofrecer un servicio integral de auxilio vial. Contamos con personal capacitado para solucionar rápidamente el problema de tu unidad.